Saltar al contenido

Los sentimientos de los arboles

Hay muchísimas curiosidades en la naturaleza y del reino vegetal, por eso desde Neetcurioso queremos hablarles un poco sobre los sentimientos de los arboles. En si las plantas y sus depredadores han evolucionado entre ellos y poseen muchísimas curiosidades por eso queremos contarte que los arboles son capaces de saber si sus frutos han sido devorados por un ciervo o si se han caído por el viento.

Los sentimientos de los arboles

El sentir de las hojas de los arboles

Un árbol joven podría cortar su crecimiento si un ciervo con hambre se alimenta de sus frutos. Como sentimiento del árbol, en una última instancia los mismos lanzan una defensa química contra aquellos herbívoros merodeadores, mediante la producción de taninos con mal sabor que ahuyentan la presencia de aquellos animales. Aun así el árbol necesita saber si está dañado por un animal o por alguna otra causa diferente.

Aunque parezca mentira, los arboles poseen sentimientos y pueden dar cuenta cuando un brote ha sido dañado o devorado por un animal ya que los mismos pueden sentir la saliva del animal en su corteza. Cuando lo hacen lo que sucede es que se desencadena una reacción automática que produce una hormona como si fuera ácido salicílico y además hace que el árbol produzca más hormonas de crecimiento para poder compensar aquellos frutos que han sido comidos.

La complejidad con que las plantas pueden protegerse de ser comidas puede sorprender a muchísimas personas. En lugar de convertirse en organismos pasivos, los arboles tienen sus propios sentimientos y pueden  “escuchar” que están siendo comidas y movilizan esta defensa química. Además de ello, pueden advertir a sus pares produciendo compuestos orgánicos volátiles que pueden ser detectados por sus compañeros que están creciendo en sus inmediaciones, realmente muy curioso.