Saltar al contenido

La razón por la cual el pelo se cae más a menudo en Septiembre

Ha llegado el mes de septiembre y por eso desde Neetcurioso queremos contarte la razón por la cual el pelo se cae más a menudo en septiembre. Cuando finaliza el verano por lo general se cae el pelo y seguramente no eres el único o la única que lo ha experimentado.  En este tiempo cuando comienza el otoño y las horas de luz disminuyen,  se genera un cambio en el ritmo de la producción de las hormonas sintetizadas en la glándula pineal y también cambian los niveles de melatonina y esto afecta al crecimiento y la caída del pelo.

La razón por la cual el pelo se cae más a menudo en Septiembre-

 Qué pasa con el pelo en Septiembre

Tienes que saber que el mes de septiembre es cuando el pelo se cae más a menudo. El ciclo de vida humana, existe un ciclo de vida capilar que lo que implica que cada pelo tiene una fase de crecimiento y también de un estancamiento y lo siguiente es la caída del pelo.  Todo este proceso está controlado mediante un reloj molecular que se ubica dentro de aquellos folículos pilosos, qué es dónde nace el cabello.

Cada uno de los pelos que tenemos en nuestro cuerpo tiene su ciclo de manera independiente lo que permite que los humanos podamos mudar nuestro pelaje de manera progresiva a lo largo de todo el año. Hay estudios que demuestran que a principios del otoño hay cambios hormonales que permiten que el pelo aumente y que crezcan menos pelos nuevos en otras estaciones.

La razón por la cual el pelo se cae más a menudo en Septiembre

Esto implica que en condiciones normales se desprendan diariamente 100 pelos de nuestra cabellera. Entre los meses de septiembre y noviembre entonces la pérdida capilar puede duplicarse o triplicarse.  Por lo general, este proceso no suele durar más de 3 meses y es totalmente reversible. Muchas veces, también suele afectar a los vellos de la barba y de las piernas.

Algunos investigadores sugieren qué este ciclo capilar nos proporciona una ventaja evolutiva ya que lo que hace es reducir la caída del cabello durante el invierno y  la pospone hasta finales del verano.  En consecuencia, a principios del otoño esto nos permite proteger mucho más la piel de los rayos solares en la época de mayor radiación.