Saltar al contenido

Frío o calor para tratar diferentes dolores

Existen diferentes técnicas de frío o calor para tratar diferentes dolores. Estos son los mejores analgésicos naturales para poder tratar con diferentes tipos de dolores que pueden aquejarnos en nuestra vida cotidiana. Por eso queremos contarte en qué ocasiones debes utilizar el calor o el frío para aliviar  el dolor.

dolores

 

Como te comentamos existen diferentes tipos de dolores que pueden ser tratados tantos con frío como con calor. El primer dolor que queremos contarte es sobre la artritis y la solución para la misma es el calor. El calor húmedo alivia las articulaciones y relaja los músculos que se encuentran apretados.

La solución para los dolores de cabeza es el frío y el calor. El hielo adormece el dolor de cabeza y el calor húmedo relaja los músculos del cuello. La tendinitis como por ejemplo debe ser trata con frío ya que el hielo bajara la inflamación y también disminuirá el dolor que sientas.

Con respecto al frío y calor para tratar un dolor como un esguince es muy importante ya que el hielo bajara la inflamación y disminuirá el dolor. Por su parte el calor aliviara la rigidez luego de bajar la inflamación. En el caso de un desgarro también hay que utilizar tanto el calor como el frío.

dolores-

Si tienes una lesión antigua.

Tienes que tener en cuenta al calor para aliviar dicho dolor ya que el mismo aumenta el flujo sanguíneo y esto relajara tus músculos contraídos y aliviara los dolores de las articulaciones. En el caso del calor, el mismo se debe utilizar luego de una lesión cuando ya se haya reducido la inflamación pero a su vez hay rigidez.

Esperemos que puedas resolver tus dolores tanto con frío como con calor. Es importante saber que tratamiento realizar en cada caso, de esta manera sabrás como actuar ante alguna situación dolorosa.